lunes, 1 de noviembre de 2010

Enfermera Fantasma del Hospital Arzobispo Loayza

Esta es una leyenda que no está muy difundida en Lima, Perú que fue donde sucedió pero los que si saben de esto son los pacientes del hospital Arzobispo Loayza ubicado en el centro de Lima, según cuentan el fantasma de una enfermera que tabajaba en dicho hospital se suicidó cuando estaba a punto de casarse y lo hizo por haber perdido a su prometido.

Hace varios años atrás una hermosa enfermera estaba de novia con un médico joven como ella, ambos muy enamorados se comprometieron y fijaron la fecha de la boda pero antes de llegar el día el novio realizó un viaje a su pueblo natal para invitar a sus familiares a la ceremonia en Lima.

Como es lastimosamente frecuente durante el trayecto el bus donde viajaba el novio perdio el control y terminó estrellado y el joven médico perdió la vida en el accidente. La enfermera se enteró de la noticia cuando estaba de guardia en el hospital en el turno de noche, la impresión y el dolor que la embargó fue tan intensa que totalmente devastada la enfermera se suicidó.

En aquél entonces se estaban ralizando trabajos de construcción para levantar un nuevo pabellón el el hospital y una noche cuando los vehículos y maquinaria pesada estaban sin personal aparcados a un lado de la construcción habían una puntas largas metálicas como si fueran cuchillas apuntando al cielo, la enfermera había decidido quitarse la vida aquella noche y desde un punto alto del hospital se lanzó justo donde estaban los metales filudos y por la fuerza del impacto una de las puntas terminó arrancándole la cabeza de un solo tajo a la enfermera… su cuerpo fue encontrado sin cabeza.

Tiempo después y según pacientes, enfermeras y médicos que trabajan en el hospital Arzobispo Loayza aseguran que el fantasma de la enfermera que se suicidó deambula por los pabellone donde trabajaba en vida. Varios pacientes afirman haber sido atendidos por una enfermera vestida de traje blanco y con un manto aterciopelado y azul, actualmente el uniforme de trabajo de las enfermeras no llevan esa manta.

Las personas que vieron a la enfermera dicen que no se le puede ver el rostro, posiblemente por el hecho de que haya perdido la vida decapitada antes de impactar con el suelo. Muchos aseguran que la enfermera solo hace lo que le gustaba y con el dolor de haber perdido a su novio antes de casarse su fantasma todavía permanece vagando por el hospital

4 comentarios:

  1. trabajo en el hospital loayza y en un area muy solitaria y siempre me hacen la misma pregunta si penan o me asusta algun difunto pero realmente les respondo esto hay que tenerle mas miedo a los vivos que a los muertos por ellos hacen menos daño que los otros asi q hay que dejarlos q descansen en PAZ

    ResponderEliminar
  2. si me la creo yo estuve internada hay y me atendió un chica era muy bonita solo la veía de perfil y nada más y desde ese día no se si siguiera estando hay bueno ella me atendía con mucho cariño

    ResponderEliminar
  3. Esta es una historia real. Los medicos del hospital Loayza no salen despues de las 12 a pabellones a menos que vayan en grupo. La enfermera ayuda a los pacientes y a las tecnicas pero no quiere a los medicos.

    ResponderEliminar